Mascotaclic.com

Los perros reconocen las emociones humanas

La ciencia ha logrado comprobar algo que muchos seres humanos llevamos pensando desde hace un tiempo.

Los perros reconocen las emociones humanas, no es la primera vez que esto queda demostrado. Lo novedoso, lo que ahora comparten los investigadores de la Universidad de Lincoln junto con la Universidad de Sao Paulo, es que lo hacen combinando la información aportada por varios sentidos al mismo tiempo.


Los investigadores han demostrado que los perros no responden a las expresiones humanas o a las de otros perros a través de comportamientos aprendidos sino que son capaces de generar en su mente una representación abstracta de estados emocionales positivos y negativos.

Los canes obtienen información emocional a partir de claves auditivas y visuales que son capaces de combinar para descifrar una emoción, tanto en otros perros como eh humanos.

¿Cómo lo han demostrado?

Según explican en detalle en el estudio publicado, los investigadores proyectaron imágenes / sonidos con diferentes combinaciones de posibles estados emocionales en humanos y en perros: positivos (feliz, juguetón) y negativos (enfado o agresividad) a 17 perros adultos, midiendo sus respuestas en cada caso.

Las imágenes y audios se mostraron simultaneamente a canes que no habían tenido ningún tipo de entrenamiento previo.

Así han podido comprobar que la capacidad para combinar diferentes fuentes de información emocional parece ser intrínseca en los canes.

Los perros observaron durante más tiempo cuando la imagen y el audio expresaban la misma emoción, tanto en el caso de fotos / sonidos de otros canes como de humanos. 

Según concluye El Dr. Kun Guo, de la University of Lincoln:

“Nuestro estudio demuestra que los perros tienen la capacidad de integrar dos fuentes de información sensorial distintas y obtener una percepción coherente de las emociones tanto en humanos como perros. Para lograr hacer eso tiene que haber un sistema interno de categorias de estados emocionales. Este tipo de aptitud cognitiva sólo se había visto hasta ahora en primates y la capacidad para hacerlo entre especies sólo se había visto en los humanos"

Por su parte el prodesor Daniel Mills, también de la Universidad de Lincoln, ha explicado que hay una diferencia crucial en que un perro aprenda a asociar el enfado en un humano con una reacción (castigo) y actúe en consecuencia (es decir, el comportamiento que genera el mito de los perros culpables) y que, por contra, que sepa reconocer diferentes pistas que al ser combinadas le permitan captar un estado emocional. 

"Nuestro estudio demuestra, por primera vez, que los perros sí son capaces de reconocer las emociones en los humanos y en otros perros".

También os vamos a comentar que los canes sienten empatía,pueden sentir celos, entienden tanto el tono como el contenido de lo que les decimos. Incluso, tal y como explican en National Geographic, observan las interacciones de sus dueños con otra gente y pueden discernir cuando alguien no está siendo simpática con su humano ¡y entonces ellos proceden a ignorar a esa persona!

También se ha demostrado de diversas maneras la capacidad de los canes para la empatía. Hace tiempo hablamos de los estudios que utilizaban el bostezo contagioso para comprobarlolos perros saben reconocer un bostezo falso y se contagian mucho más cuando es su dueño el que bosteza.

Este otro sencillo experimento también busca mostrar la empatía canina en acción. ¿Cómo actúa un perro cuando ve a un humano al que no conoce que muestra evidentes síntomas de estar pasándolo mal?es que el perro percibe que una persona (que no es su dueño) está triste y va a consolarla.

En otra ocasión se estudió el efecto que tenía sobre los perros escuchar a un bebé llorar versus un bebé que charloteaba feliz o un ruido desagradable que no tenía nada que ver con el bebé.

Y se comprobó que los perros, igual que los humanos, generan cortisol cuando escuchan el llanto del bebé: esta hormona se libera como respuesta al estrés y es una forma de mostrar que hay una reacción ante un estímulo, es una forma de demostrar la empatía.

Otros estudios ya han demostrado que el cerebro del can responde igual que el cerebro humano ante las voces de personas.

Los perros distinguen la voz humana entre muchos otros sonidos y su cerebro reacciona como el nuestro ante ese estímulo. Esa podría ser una de las claves de cómo son capaces de entendernos tan bien.

Conclusión, ¿cómo no se va a querer a estos seres  tan adorables? No dejarán de sorprendernos!!!!!!




  



Deja un Comentario

Tu email no será publicado

Las cookies recogen información web para ofrecerte una mejor experiencia online. En Mis Mascotas utilizamos cookies, si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies OK Más información